Grano de Café

QUE CONECTÓ DOS MUNDOS EN UNAS HORAS

Y ENSEÑO LA GRATITUD, LA GENEROSIDAD Y LA EMPATÍA.

 

“ME VOY A BAJAR EN LA SIGUIENTE PARADA. DIJO MI CHICO EN UN INSTANTE.”

 

Estábamos yendo de camino hacia Jericó, un hermoso pueblo en la región de Antioquia, a 109 kilómetros de Medellín,

 

 

 

 

PERO

 

 

 

antes de seguir relatando nuestro viaje, quiero que sepas que no soy un experto en café, no sé si el grano de café es de una clase o no,  lo único que sé es que me enamora su aroma, su sabor y su misterio lleno de VALORES POSITIVOS. Eso es lo que compartiré contigo hoy.

Café con alma - grano de café
Un café con alma

 

Desde pequeño he compartido el ritual del café en casa de mis Yayos (abuelos en valenciano) y en donde cada taza no era solo un ritual del café, sino también una forma de agradecimiento.

 

 

 

Me viene a la mente un recuerdo de pequeño cuando íbamos a visitarlos y los acompañábamos a comprar. Había un lugar donde EL GRANO DE CAFÉ era el protagonista. Ahí hacían que un olor maravilloso se impregnara en todo el local.

 

 

 

 ¡UF!, parece que lo estoy oliendo ahora mismo.

 

 

 

 

 

Volviendo al VIAJE.

 

 

 

 

Cuando estábamos organizando el viaje a Colombia, teníamos claro que queríamos visitar y hacer el eje cafetero, pero al ver el tiempo que disponíamos  y las ciudades que íbamos a visitar, no nos daría tiempo.

 

 

 

Por lo tanto, decidimos ir a un lugar cerca de Medellín, pero además, que fuera especial y mágico.

 

 

 

Teníamos suerte porque un buen amigo, José Domingo, vive en Medellín.

 

 

Gracias a él, vivimos una de las mejores experiencias del viaje.

 

Grano de café
Calles de Jericó

 

La empresa turismo de Jericó fue la encargada de preparar y organizar todo el viaje hacia el mágico pueblo de Jericó y visitar la finca cafetalera, café de la cumbre.

 

 

 

 

No les voy a mentir.

 

El viaje de Medellín a Jericó fue largo y cansado. Y aunque en un momento dudamos de llegar hasta el destino, la cosa no pudo ir a MEJOR.

 

 

 

Al llegar al pueblo, nos quedamos con la boca abierta. Un pueblo con mucho encanto y magia.

 

Grano de café
Calle de los 90
Grano de café
Calle de las 90

 

 

Nos estaba esperando una chica de la oficina de turismo de Jericó. Nos ganó con su sonrisa y amabilidad.

 

 

 

 

De esa forma, todo el malestar que habíamos acumulado durante el trayecto, trayecto que fue especialmente intenso, comenzó a desaparecer.

 

 

 

Caminar por sus calles, visitar su iglesia tan grande para el tamaño del pueblo, entrar a las tiendas y hablar con los habitantes de Jericó fue muy especial. Se respiraba ya una conexión y una amabilidad que mi sentido de agradecimiento comenzó a salir y crecer.

Café con grano
La iglesia
La plaza

 

Llegó la hora del inicio del tour al mundo del café.

 

 

Llegamos al punto del encuentro, que era la oficina de turismo de Jericó, y ahí estaba el dueño de la finca.

Él nos llevaría hasta su finca. En un principio, pensamos que era un trabajador más, pero cuando llegamos al lugar, nuestra sorpresa fue que él y su esposa, eran los dueños y nuestros anfitriones.

Nuestros anfitriones

Desde que llegamos a la finca, un ambiente mágico, cordial y muy especial se sentía. Podíamos ver cómo todo estaba preparado para vivir toda una experiencia sobre el café.

 

 

La experiencia de la degustación del café fue tan especial que salimos súper AGRADECIDOS por transmitirnos el amor al CAFÉ y VALORANDO lo que este grano puede hacer.

 

Nos abrieron los ojos, ampliándonos la mirada y quitándonos prejuicios del café.

Grano de café
Vistas del paisaje desde a FINCA

Conocimos los diferentes métodos para preparar el café que nos embriagamos de tanto aroma y sabores.

 

No solo nos dieron toda una cátedra, nos enseñaron la plantación y probamos bebidas tan deliciosas que hicieron que nuestras expectativas se dispararan al máximo.

 

 

La hospitalidad, la pasión y el amor que nos transmitieron no se paga con dinero.

 

 

Una vez terminado el tour, volvimos al pueblo para comer en un restaurante típico de la zona. Ahí probamos la “bandeja paisa”, un potente platillo con ingredientes típicos de la zona de Antioquia.

Grano de café
La bandeja Paisa

Al finalizar el día, estábamos tan contentos, tan llenos de agradecimientos y con un nuevo bagaje de conocimientos sobre el café, la pasión, el encanto, la autenticidad y, sobre todo,  la hospitalidad de la gente del pueblo de Jericó y de la finca CAFÉ DE LA CUMBRE

 

Café con grano
Plantación

No sé si te gusta el café o no, pero lo que si sé es que he compartido contigo un pequeño viaje al corazón del café colombiano y de los valores cultivados durante el viaje.

 

 

 

Y también sé que si quieres ir a conocer este maravilloso lugar, debes de ir de la mano de la empresa TURISMO DE JERICÓ. (Está es un recomendación personal no pedida, pero dada con mucho gusto)

 

 

Lo que si puedo compartir contigo es un maravilloso café con alma, uniéndote a este comunidad para compartir momentos especiales, quién sabe, igual la magia de un grano de café.

 

 

 

 

y un TALLER  sobre el poder de la gratitud.

 

 

 

 

Con cariño y gratitud siempre

Quique TORRES

FUNDADOR EL ALBERGUE DEL ALMA

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *