Sociedad, libros y pastel

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata.

Hace tiempo quería ver la película la sociedad literaria y el pastel de piel de patata, pero no se había presentado la oportunidad hasta ayer por la tarde.

Al terminar la película me dieron ganas de escribir algo sobre ella y compartirlo contigo.

Llevo tiempo pensando lo fácil que se nos olvidan las épocas complicadas y difíciles. Estoy convencido que preservar una memoria histórica nos ayudaría a recordarnos sobre la dualidad del ser humano, lo fácil que es romper su equilibrio y aprender de nuestros errores.

En cualquier momento, podemos caer en una repetición de la historia o por lo menos, algo muy parecido. Me remito a los últimos acontecimientos que pasan en el mundo con mensajes de división y odio.

Ya he comentado alguna vez que no soy un crítico de cine, eso se los dejo a los expertos.
Tal como dice el refranero popular, “para gustos los colores”, habrá a quien le guste y a otros que no. Simplemente, cuando hay alguna película que me toca el alma, me hace reflexionar, me gusta compartir esas sensaciones.

Me gusta encontrar inspiración en las cosas cotidianas, simples. Una puesta de sol, un paseo, un canción, una película. Como sabrás, llevo tiempo dejándome inspirar por esos detalles simples, cotidianos que la vida nos ofrece. Y, sobre todo, tal como una gran amiga mía me comentó hace poco: Jamás pierdas la magia de sorprenderte por las cosas.

Esto justo me pasó ayer al ver esta película.

Sinopsis:

Las historias que tratan sobre la Segunda Guerra Mundial me apasionan. Me hacen muy vulnerable, sensible

La película se sitúa en un Londres devastado por los bombas y que empieza a recuperarse de las terribles heridas de la Segunda Guerra Mundial, la joven escritora Juliet Ashton recibe una carta de un desconocido que le presenta un curioso club de lectura: La Sociedad Literaria y del Pastel de Piel de Patata de Guernsey. Intrigada por estos excéntricos personajes, Juliet decide viajar a esta pequeña isla, sin saber que encontrará mucho más que una gran historia.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patatas tiene los ingredientes perfectos para que me haya cautivado: magia, libros, valentía y el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Los libros son una parte importe en mi vida, han sido mis amigos, maestros y, una que otra vez, terapeutas. En esta historia, ver cómo los libros unieron y sirvieron de válvula de escape, sencillamente me estremeció.

Espero haber despertado tu curiosidad para que te animes a verla. Si lo haces, me encantaría que compartieras conmigo tus impresiones y si descubriste algún mensaje especial.

Cierro este post con una frase de la película que me encantó porque tiene una gran significado para mi:

“Si los libros tienen el poder de reunir a la gente, que este haga su magia.”

Con cariño y gratitud siempre.

Quique TORRES

Fundador EL ALBERGUE DEL ALMA

 

P.D. Aquí está el trailer de la película.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *