Libertad contra esclavitud emocional. Conoce tus emociones.

El otro día cuando salí a pasear con mi perrita Kira, se gestó lo que estás leyendo hoy. Me suele suceder siempre que salgo con Kira. Mi mente se despeja y mis pensamientos se ordenan. Esto me ayuda a que me lleguen ideas e inspiración.

 

Justo ese día salí sin el móvil pues quería descansar y desconectar de él, dándome cuenta de lo apegado que estoy de él. Lo peor es darte cuenta de lo dependiente que nos volvemos. Y no sólo del móvil, también del reloj.

 

Tengo que decirte que llevo varios meses sin usar reloj y te confieso que me siento liberado y libre. De hecho, ya no me hace falta.

 

Te cuento todo esto porque de una u otro manera somos esclavos de algo. Ya sea de un móvil, de un reloj o de alcanzar la felicidad absoluta.

 

¡Uf! Mucho agobio. Últimamente, estamos viviendo una presión de buscar la felicidad todo el tiempo o de ser felices todo el día. Esto, te puedo asegurar que no es humano y sobre todo agotador.

 

EDUCAR TODAS LAS EMOCIONES

 

La sociedad nos ha condicionado en prácticamente todos nuestros aspectos de nuestra vida. Desde cómo debes de vestir hasta qué emociones puedes sentir o tener.

 

¡Cuánta represión emocional! Creo que es momento de cambiar el paradigma de las emociones y del desarrollo personal.

 

Debemos dejar de castrar las emociones y comenzar a preparar a nuestros hijos, niños y a nosotros mismos para sentir todas las emociones.

 

Todas las emociones son nuestras y nos pertenecen. En algún momento de nuestra vida pasaremos por cada una de ellas.

 

Por eso es tan importante vivir nuestra vulnerabilidad para poder experimentar cada una de ellas. Llorar, sentir tristeza, etc. Y, algo muy importante, sin sentir vergüenza por ello.

 

LA MISIÓN DEL ALBERGUE DEL ALMA Y LAS ACEPTACION DE LAS EMOCIONES

 

Ahora que estoy al frente del albergue del alma, uno de los principales objetivos que quiero transmitir es darte la oportunidad de ser humano para poder educar, conocer y aceptar cada una de nuestras emociones.

 

Y aceptar que habrá días que no estaremos al 100%, días de bajón, y que es normal, que es parte de la vida, de nuestra vida y que no pasa nada por ello.

 

Me gustaría trasmitir que no seamos esclavos de la felicidad, al contrario, seamos libres de poder sentir cada una de nuestras emociones porque son parte de nosotros y nos pertenecen.

 

Esto nos ayudará a enfrentar cualquier crisis emocional de una manera menos dramática y sin culpabilizarnos, ni sintiendo vergüenza.

 

¿Te unes a este viaje de autodescubrimiento? Yo te acompaño.

 

Con cariño y gratitud siempre.

 

Quique TORRES

Fundador el albergue del alma

 

P.D. Antes de irme, quiero contarte que hoy celebro la vida, celebro que he encontrado a un compañero de viaje maravilloso y, en unas horas, estaremos compartiendo con la gente que queremos esta felicidad. Hoy me voy a dar la oportunidad de sentir mi vulnerabilidad para vivir intensamente este momento.

¿Por qué sabes una cosa?

Si te das permiso de vivir tus emociones, conocerlas, aceptarlas, tus vivencias serán más intensas y tu vivirás más plenamente y conscientemente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *