Septiembre de aventura

El valor de la aventura

 

¡Hola aprendices de magos!

 

¿Qué tal? Quiero preguntarte algo:

 

¿cuándo fue la última vez que te has lanzado a vivir una aventura?

 

Si, sé que te has puesto a reflexionar y a buscar dentro del baúl de los recuerdos.

 

¿Has encontrado alguno ya?

 

Vamos, que debes de tener uno o varios momentos en el que dejaste a un lado la rutina, te armaste de valor, expandiste tus alas y te dejaste llevar por el viento de lo desconocido.

 

¿Has recuperado ese recuerdo?

 

¿Qué sientes?

 

Te invito a que lo vuelvas a revivir y que te quedes con esa sensación que experimentaste en ese momento de tu vida.

 

Ahora responde a la siguiente pregunta:

 

¿Te gustaría que la aventura sea una constante en tu vida y no algo que muy de vez en cuando vuelves a experimentar?

 

Bien, pues este mes vamos a descubrir y trabajar todos esos elementos para hacer que la aventura sea la regla en tu vida y no la excepción.

 

Si aceptas este reto, sigue leyendo, juntos vamos a descubrirlo durante este septiembre aventurero.

 

Pon mucha atención a los siguientes puntos y medita sobre cada uno de ellos para que tu vida sea una aventura constante:

Ingredientes para una vida llena de emociones.

1.- Considera la vida normal como una aventura.

 

2.- No pierdas tu capacidad de ver las cosas por lo que verdaderamente son.

 

3.- Aprende a ir más despacio para ser consciente y notar algunas cosas.

 

4.- Concédete un tiempo libre de dispositivos electrónicos para empezar a notar, escuchar y ver.

 

5.- Trata de observar cada evento, cada persona, cada circunstancia como algo imbuido de lo desconocido.

 

6.- Toma una decisión consciente de cambiar tu perspectiva.

 

7.- Cultiva la espontaneidad.

 

8.- Deja de reprocharte a ti mismo por comportarte como un niño. Nunca dejes de conectar con tu niño interior.

 

Recuerda que no necesariamente tienes que hacer una gran hazaña para tener una grandiosa aventura.

 

 

Cualquier cosa que hagas fuera de la rutina y que la vivas con la emoción de algo nuevo y sorprenderte, esa es la verdadera aventura.

 

Una aventura no se mide por lo que se hace sino por lo que se siente.

 

Nunca olvides que la vida ya es una gran aventura, sólo tienes que percibirla con otro enfoque.

 

Recuerda, ¡únete al albergue del alma!

 

Podrás descargarte la bitácora de viaje de este mes.

 

Con gratitud y amor siempre.

 

Quique TORRES

Fundador El albergue del alma

 

P.D. Me encantaría leer tus comentarios y preguntas.

¡Construyamos una comunidad del alma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *