Vida sencilla

¡Hola amigos!

 

Este mes vamos a visitar el territorio de la simplicidad y descubriremos su arte, el cual nos ayudará a diseñar una vida donde menos es más. Una vida realmente simple.

 

Vivimos vidas caóticas donde nos han enseñado, mostrado que tener vidas muy ocupadas y con muchas responsabilidades nos llevarían a la senda del éxito.

 

Sin embargo, llega un momento en la vida que te paras a pensar y a ver que todo lo que hemos adquirido en el tiempo son una serie de cosas que nos están estorbando y opacando nuestros sueños y nuestro brillo personal.

 

Y es en ese preciso momento que comienzas a limpiar y purificar todo aquello que ya no sirve. Comienzas a desechar todas las programaciones obsoletas de la mente y el corazón e inicias un proceso de restauración de los sueños de tu alma.

 

EL ARTE DE LA VIDA SIMPLE

 

La vida es sencilla cuando comprendes su naturaleza. Si quieres que la gente te conozca, no te ocultes bajo disfraces ni encubras tu verdadera esencia.

 

Conviértete en tu verdadero artista, mago de tu vida y comienza a quitar lo que sobra, tanto interna como externamente.

 

El arte del encanto de la vida simple es un viaje que involucra aspectos internos y externos.

 

La búsqueda interna, al vivir con sencillez, incluye escuchar tu voz interior que te guía hacia lo que es mejor para ti.

 

El arte de vivir simple no es algo establecido, cada uno tiene que averiguarlo a través de sus propios valores, tomándote el tiempo para conocerte y conocer tu simple esencia para luego exhibirla.

 

Los cambios externos consisten en la eliminación de lo innecesario, vivir de forma consciente y hacer un consumo razonable de recursos naturales y materiales.

 

Si ya estás en el camino creativo de la vida simple, enhorabuena. Si por el contrario estás buscando simplificar tu vida, te doy la bienvenida en este viaje creativo.

 

Todos podemos simplificar nuestra vida de una forma u otra. Si utilizas tu creatividad, planeas y tienes paciencia, puedes llegar a trabajar menos, desear menos y gastar menos, para concentrarte en tener armonía, paz interior y satisfacción.

 

Hoy te propongo que medites y respondas las siguientes preguntas para que iniciemos el camino de la vida simple juntos.

 

¿Qué te hace sonreír?

 

¿Cuál es la cosa material más valiosa que tienes en esos momentos?

 

¿Qué te hace feliz?

 

¿Cómo quieres vivir?

 

¿Qué es lo realmente esencial para ti?

 

Con amor y gratitud siempre.

 

Quique Torres

Fundador el albergue del alma.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *