Llevamos más de un año practicando Pilates y nos ha ayudado en muchos aspectos de la vida. Simplemente, cuando terminas la sesión, la energía ha cambiado y las cosas se ven de diferente manera. De hecho, creemos que deberíamos practicar cualquier ejercicio para renovar la energía. Aquí os dejamos un ejemplo de esta técnica con la ayuda de un perro muy particular. Disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *