Una de los mayores lecciones que he aprendido a lo largo de mi proceso interno, ha sido el efecto de la gratitud. Con la gratitud despertamos al corazón. La gratitud eleva nuestro estado de ser, enciende nuestra conciencia e inspira nuestras mejores acciones.

Hoy, te invito a que veas lo siguiente y dejes que tu corazón despierte a la fuerza transformadora de la gratitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *