Autenticidad igual a campeones

Campeones, La película ¿Y tú de qué lado estás?

 

“Decídete a ser tú mismo y no olvides que el que se encuentra a sí mismo pierde su miseria.”

Matthew Arnold

 

¿Normal o diferente?

Hace varios años leí la siguiente frase:

 

“Prefiero ser loco y feliz que normal y amargado.”

 

Son de esas cosas que te tocan el alma, sientes la llamada o simplemente te identificas con ella. Se me quedó grabada en mi mente, y en mi corazón. Sobretodo, quería vivir así: Loco y feliz. Siendo quién soy.

 

Desde entonces la tengo escrita en varios lugares estratégicos para recordarme cuando tengo esos días de bajón o simplemente cuando me cuestionó si vivo una vida auténtica. Si soy yo o una imitación de lo “normal”.

 

Estoy convencido que la autenticidad radica en lo valentía de ser tú mismo y asumir el riesgo de mostrarte cuál eres, con tus sombras y tus virtudes. No importa tus capacidades, tu condición social, tu preferencia sexual o de dónde vienes para poder encajar en esta sociedad. Cuando te amas y te ves como un ser auténtico y natural, tu vida cobra un sentido mágico.

Y hablando de todo esto, quiero recomendar una película que vi hace unos días con mi pareja en el cine:

CAMPEONES, una película que habla de todo esto y mucho más.

Al salir del cine, me cuestioné el por qué ver Campeones y esto es lo que reflexioné ante tal pregunta:

  • Porque nos enseña que todos tenemos discapacidades, pero que en vez de ser algo negativo, es una joya que puede ayudarte a brillar.
  • te hace ver cómo tienes condicionamientos simplemente por ignorancia y por soberbia.
  • te hace meditar de cuantas veces no ves más allá de tu ombligo y que fuera de tu zona de confort hay todo un mundo auténtico y natural. Hay que aprender a mirar el mundo de otra manera.
  • simplemente te cuestiona tu postura ante la discapacidad. Se ve en la película situaciones muy frecuentes de la vida real como incomprensión, rechazo, ignorancia, minusvaloración, abuso, pero también se aprecia respeto, acogida, integración.

 

De esto va la película, de darte la oportunidad de conocer a varias personas con diferentes personalidades, gustos y retos. De cuando abres tu mente y te rindes y aceptas la diversidad del mundo con toda su belleza que encierra, tú creces como persona y te conviertes en un mejor ser humano.

 

Ser auténtico es dejarte ver con todas tus imperfecciones y tus sombras, es aceptarte tal cual eres, y en esto, la película nos da una clase magistral. Pura autenticidad.

 

Si has visto la película, me encantaría que compartieras tus impresiones y si aún no la has visto, te invito a que lo hagas y compartas también tus impresiones.

 

Y tú, ¿qué prefieres? ¿ser loco y feliz o normal y amargado?

 

Gracias por leerme.

 

Con cariño y gratitud

 

Quique TORRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *